Historia


Fue en la vuelta ibérica del año 2000 la primera vez que se habló de ello. Marcos Chuliá, Manuel Pérez y algunos pilotos más, en el campo de vuelo de Chozas León, dieron los primeros trazos de este proyecto. Ya en aquel entonces se veía claramente que las posibles organizaciones representativas, como la RFAE o el RACE, tenían muy poco interés o ganas de hacer cosas por la aviación ULM. La ley de asociaciones ofrece la posibilidad de crear una entidad que reuna miembros con los mismos intereses, una organización que represente un sector ante las administraciones con carácter democrático. Una asociación es un elemento de nuestro sistema que constituye una herramienta democrática esencial del pueblo para poder participar en las decisiones regulatorias. Así está definido por ley y así lo entendieron sus socios fundadores. En el 2001 la entonces AEPUL se constituyó con esta finalidad. Defender los intereses de los pilotos y poder llegar a constituirse como interlocutora de la administración.

Mucho ha pasado desde entonces y mucho ha sucedido.

Durante los primeros años de AEPUL, su principal objetivo era crecer. No era posible llamar a las puertas de Aviación Civil sin tener una masa crítica representativa, por lo que era necesario ser el mayor número de socios. Para este fin se definió como línea estratégica en el 2005 impulsar una negociación de seguro colectiva, con el fin de abaratar las primas y tener un elemento de valor añadido atractivo para atraer nuevos miembros. De esta manera se inició progresivamente aumentar el número de socios de apenas de 50 en el 2002, a 200 en el 2005, 500 en el 2008, hasta alrededor de los 2000 que somos actualmente.

Otro aspecto importante a mencionar sobre la organización es el momento en el que dejó de ser AEPUL para pasar a ser AEPAL. No podemos decir ni que sea bueno ni malo haber dado este paso; simplemente fue una decisión tomada en Asamblea General por votación de los miembros y asistentes. Si bien este hito ha generado mucho debate sobre su conveniencia y desde luego ha tenido reacciones en el entorno asociativo, pues existen otras organizaciones representativas del sector, y AEPUL, al abrir su ámbito de representación y convertirse en AEPAL, solapó su alcance representativo con dichas organizaciones, creando en algunos casos situaciones de tensión entre los dirigentes de las mismas.

Respecto a la integración en organizaciones internacionales, AEPUL se integró dentro de la EMF (European Microlight Federation) en el año 2004. Esta participación e integración ha convenido muy positivamente a la asociación. El haber estado ahí desde entonces, la EMF ha intercambiado con AEPUL/AEPAL una cantidad de información enorme de gran relevancia y utilidad. En el entorno regulatorio de la UE, es necesario que haya organizaciones representativas que velen por nuestros intereses. En este sentido la EMF ha desarrollado un papel crucial habiendo conseguido muchos éxitos globales que repercuten muy directamente en los pilotos, como por ejemplo, la modificación de una directiva desarrollada en el 2005 sobre las coberturas exigidas a las aeronaves de uso recreativo. Si no hubiera sido por la intervención en la Comisión Europea de la EMF, hoy tendríamos unos seguros mucho más caros. Los burócratas de Bruselas no tienen conocimiento de toda la casuística y repercusión de muchas medidas que toman y es por ésto que es necesario “estar ahí” vigilantes. Gracias a la EMF también se ha velado y trabajado por el desarrollo del proceso ELA (European Light Aircraft), dando como resultado la LSA europea categoría de aeronaves ligeras de hasta 600kg, y la LAPL (Light Aircraft Pilot License).

El objetivo futuro de AEPAL será incidir más si cabe como interlocutora de la administración. Hay muchos cambios por delante y necesitamos estar presentes y cercanos a la administración. Necesitamos trabajar por un sistema de seguridad en vuelo activo y eficiente y aunque no es nuestra intención velar por nadie en términos paternalistas, sí creemos que es muy positivo disponer y ofrecer de la información adecuada al piloto para que elija el mejorar y desarrollarse como piloto. En este sentido AEPAL deberá crear y mantener este sistema de información.