4 – Aclarar lo que parece dudoso

Hay situaciones en las que la instrucción que nos da un controlador, no parece completamente lógica. Es muy normal que los pilotos novatos, se callen, porque lo ha dicho un controlador. Un piloto experto, pide aclaración sobre el tema. Esto es una muy buena costumbre, porque muy probablemente, esa instrucción esté justificada por algún motivo que no conocemos, pero hay veces, las menos, que se trata de una equivocación. Y cuanto antes se aclare, antes se pone solución.

Ejemplos de esto, hay muchos:

Si nuestro destino está al sur del aeropuerto, con viento calma, y el controlador nos instruye para que después del despegue vayamos hacia el norte, debemos aclararlo. Puede ser que haya algún motivo que no sepamos, o simplemente que se ha equivocado. Si esperamos a comentarlo después de despegar, corregir esto es más engorroso. Si pedimos aclaraciones nada más recibir las instrucciones, es más fácil todo.

Lo mismo con la pista en servicio. Y con muchas más situaciones que se pueden dar, que sería muy largo de enumerar.

VER LOS 10 MANDAMIENTOS DE LAS COMUNICACIONES CON ATC