2 – Hablar claro, despacio y de la forma más normal posible

La comunicación piloto-controlador tiene que ser muy clara y no debe dejar dudas a uno de lo que dice el otro

He observado a veces, tanto en las prácticas como en la vida real, que a menudo los pilotos con poca experiencia en las comunicaciones con controlador, hablan muy rápido, quizá en un intento inconsciente de aparentar más experiencia de la que se tiene. No os tiene que preocupar que se os note la poca experiencia usando el micro. Y si tenéis algún problema que os apremie, mayor motivo para aplicar aquí lo de “vísteme despacio que tengo prisa”.

Y lo que si he observado en muchas más ocasiones es que los pilotos novatos se esfuerzan mucho en usar un lenguaje demasiado formal, que en muchas ocasiones llega a ser hasta enrevesado. Esta comunicación no es como la que mantenemos con unos amigos en un bar, evidentemente. Pero si observáis la forma de comunicarse de un piloto con mucha experiencia con un controlador, veréis que suele ser más normal y sencilla que la de un piloto novato.

Vamos, que se le da “menos bombo”.

Ejemplo:

En alguna ocasión, algún piloto novato, al ir a pedir autorización para rodar, se ha confundido y ha dicho “despegar”. Cuando el controlador le pide confirmación de lo que ha pedido, contesta:

“Cancelo mi solicitud de proceder al despegue. Corrijo y solicito ahora autorización para iniciar el procedimiento de rodaje”

La contestación de un piloto experto, en la misma situación, podría ser perfectamente esta:

“Ah si!! Usted perdone, quería decir rodaje”

 

VER LOS 10 MANDAMIENTOS DE LAS COMUNICACIONES CON ATC