3 – Preguntar lo que no se entiende

Esto es algo que parece obvio, sin embargo es muy normal que los pilotos novatos no se atrevan a hacerlo. Si en el lenguaje de nuestra vida cotidiana, cuando no entendemos algo a alguien le decimos que nos repita, es evidente que si un controlador nos da unas instrucciones o una información y no le entendemos el mensaje, debemos decirle que nos lo repita.

Si es sólo parte, es más cómodo pedirle que nos repita sólo lo que no hemos entendido. En las prácticas que hago, cuando, por ejemplo, le leo el METAR del aeropuerto a un piloto, y no se acuerda del QNH, me dice muy a menudo “¿Me repite por favor?” Con lo cual, le vuelvo a leer todo el METAR completo.

Pues lo mismo que en la vida normal, si nos dan una dirección como “Es la calle Arzobispo Marcelo González número 16, piso 3-C” no tenemos reparo en preguntar “¿Me puedes repetir la letra?”, tampoco hay ningún inconveniente en decirle al controlador “¿Me repite el viento, por favor?“.

 

VER LOS 10 MANDAMIENTOS DE LAS COMUNICACIONES CON ATC